¿QUÉ SIGNIFICA EL COMERCIO JUSTO?

Hoy en día es cada vez más importante para las y los consumidores saber que lo que se compra no solamente es un producto o servicio de calidad, sino también que se trata de una compra “responsable”. ¿Qué quiere decir esto? Una compra que no representa efectos negativos al entorno y las personas, antes bien que por el mero hecho de usar su dinero la persona está contribuyendo a causas sociales y ambientales justas.

Este interés y naciente cambio en los patrones de consumo no surge de la nada. A la par de estas tenencias de consumo, existe todo un movimiento social que genera estrategias de compra-venta cuyo principal objetivo sea el generar impactos socioambientales positivos en lugar de solo pensar en las utilidades.  Este es el movimiento global del “Fairtrade” o comercio justo. Pero, ¿Qué representa el comercio justo? ¿de dónde viene? ¿Cómo puedo sumarme? Acompáñanos en los siguientes párrafos y te contamos todo sobre este revolucionario movimiento global.

¿DE DÓNDE VIENE EL COMERCIO JUSTO?

No existe un registro exacto que marque el inicio del movimiento del comercio justo porque, como todo movimiento social es tan amplio y diverso que podríamos encontrar varios inicios, sin embargo, suele hablarse de Edna Ruth Byles como referente, te contamos sobre ella.

Edna Ruth Byles fue una mujer estadounidense del siglo XX que logró impulsar grandes reacciones en cadena a través de sencillas acciones. En la década de los 40’s, tras ver el trabajo bordado de mujeres artesanas en Puerto Rico y conocer las dificultades económicas que enfrentaban esas mujeres a cargo de sus hogares, Edna decidió comprar sus piezas a un precio justo para después venderlas a sus conocidos en Estados Unidos y compartir las historias de las artesanas que las elaboraban ¿te suena conocido?

Con las ganancias obtenidas, Edna siguió comprando cada vez más piezas y comenzó así un ciclo virtuoso de comercio justo que la llevó a expandir y formalizar ese proyecto en Ten Thousand Villages y a generar conciencia sobre la importancia de incluir a comunidades de personas en situaciones de vulnerabilidad en el comercio de una forma justa, accesible y horizontal.

Así como Edna Ruth Byles alrededor de las décadas de los 40s, 50s y 60s comenzaron a surgir muchas iniciativas ciudadanas para generar redes de comercio justo alrededor del mundo a la par de esfuerzos gubernamentales. Con el tiempo, muchos de estos esfuerzos lograron consolidarse en empresas sociales, organizaciones de cooperación intergubernamental y ONGs de talla internacional como la World Fair Trade Organization (WTFO). Hoy en día, el movimiento del comercio justo es global, y es posible encontrar personas y organizaciones que abogan por sus principios en casi cualquier lugar del mundo y, si bien estos no son exactamente los mismos en todos lados, en esencia son los mismos 10 principios:

  1. Creación de oportunidades para productores en desventaja económica
  2. Transparencia y rendición de cuentas
  3. Prácticas de comercio justas
  4. Pago justo
  5. No al trabajo infantil ni al trabajo forzoso
  6. No discriminación ni violencia de género
  7. Condiciones de trabajo dignas
  8. Desarrollo de capacidades
  9. Promoción del comercio justo
  10. Respeto al medio ambiente

¿CÓMO SABER SI LO QUE COMPRO ES COMERCIO JUSTO O NO?

La idea de un comercio que a la par que lleva al alcance del público productos únicos y de calidad generar impactos positivos en la sociedad y el ambiente suena increíble, ahora ¿Cómo puedo saber si mis compras son parte del comercio justo? Hay varias formas.

Quizá la forma más sencilla en que los consumidores pueden saber si un producto es fairtrade es a través de los sellos de calidad y certificaciones. Varias de las organizaciones internacionales como las que mencionamos arriba han generado sistemas para corroborar que las marcas que dicen ser de comercio justo efectivamente lo sean. Algunos de estos sellos son el de Fairtrade, Fair Trade Certified, Fair Trade Association, World Fair Trade Organization (WFTO), B Corp o Sistema B, entre otros, algunos son más populares en ciertas zonas geográficas o según el área comercial al que se dediquen. En México probablemente los mejores referentes puedan ser el WFTO y Sistema B. Actualmente Tekiti se encuentra en proceso de certificación con sistema B México.

No obstante, aunque quizá esta sea la forma más confiable de asegurarse que un producto es de comercio justo, esta no es la única forma de saberlo, ya que hay muchas empresas y organizaciones (sobre todo las que van empezando) que aun no tienen este tipo de certificaciones. Otra buena señal que como consumidores podemos buscar es la comunicación y transparencia: normalmente una empresa que tiene buenas prácticas de comercio suele compartirlas con el público a través de redes sociales, página web o publicidad.

A las redes de comercio justo les interesa que todos los eslabones de la cadena comercial estén enterados y participen activamente del proceso, por lo que suelen informar sobre continuamente sobre su forma de trabajo y objetivos socio-ambientales y principios (puedes consultar toda esta información sobre nosotras en nuestra página web).

Las formas de hacer negocios ya no son las mismas del pasado. La transparencia y comunicación social son factores clave para el fairtrade en un mundo globalizado y es tarea de los y las consumidoras estar atentas, preguntar e interesarse cada vez más sobre el origen, los procesos y las partes involucradas en el desarrollo de las mercancías que adquieren.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL COMERCIO JUSTO?

Y a todo esto, ¿por que nos importa el comercio justo? No es algo que sea asunto solo de altruistas, los impactos positivos al ambiente y el entorno social del fairtrade no son elecciones por capricho o para mejorar la experiencia de compra. Esta forma de hacer comercio surge, como ya lo aprendimos, desde la mirada sensible a las graves desigualdades y desequilibrios ecológicos que enfrentan las sociedades contemporáneas.

El comercio justo no solamente es una opción agradable para comprar, es una forma sostenible de hacer frente a los problemas que se han ido arrastrando por siglos. El comercio justo reconoce que las acciones altruistas, donaciones, el trabajo de los gobiernos y las puras buenas intenciones no son suficientes para cambiar al mundo. Hacen falta mentes creativas con manos dispuestas y mucho dialogo para formar redes de colaboración justas en todos los ámbitos del intercambio comercial.

¿CÓMO PUEDO SUMARME AL MOVIMIENTO DEL FAIRTRADE?

¡Es más fácil de lo que crees! Te invitamos a convertirte en un consumidor consciente con las siguientes tres recomendaciones:

  1. Curiosidad: Pregúntate de dónde vienen las cosas que compras ¿Quién las hizo? ¿Cómo las hizo? ¿De qué material esta hecho y que pasará con sus residuos?
  2. Toma decisiones de compra informadas: Antes de adquirir un producto se curioso con las opciones que pueden ofrecerte diferentes marcas, seguro habrá alguna marca que ofrezca lo que necesitas a través de modelos de comercio justo.
  3. Comparte lo que sabes: Muchas iniciativas de comercio justo desaparecen por falta de difusión, si conoces empresas u organizaciones de comercio justo en tu entorno compártelas con tus amigos y familia. ¡Que crezca la red!

Ahora ya lo sabes, comercio justo es mucho más que una forma bonita de anunciar productos. Implica una profunda responsabilidad con los problemas socioambientales de nuestro entorno y las personas y comunidades que trabajan a todo lo largo de la cadena de producción del producto que se anuncia y es justo lo que hacemos junto a talleres de artesanía tradicional en Tekiti. ¡Sigamos transformando las formas del comercio! ¡Pasa la voz!

Si deseas conocer más del trabajo de Tekiti, nuestros productos, colaboraciones y  forma de trabajo te invitamos a navegar por nuestra página web, a visitar nuestra tienda digital en Amazon México y USA o a seguirnos en redes sociales como @tekitimx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close